topbella

21/11/07

Mi dependencia emocional


Por mucho tiempo he predicado, con tremendo pedazo de orgullo, esto de ser independiente. Desde niña, no tuve a una familia controlándome sin fin, sino que me dieron cierta independencia (que en ningún caso fue descuido o desinterés, sino confianza), para tomar decisiones de mediano y largo plazo. Nada de andar dando tremendas explicaciones para salir, a cierta edad solo avisar y punto. La confianza invertida fue fructífera, siempre supe lo que debí hacer.

Luego vino esto del compromiso, y la objeción mental de depender emocionalmente de otra persona, con todas sus virtudes y defectos... llegué a ver el amor como una debilidad (aquí tengo un buen secreto que contar, muero con él), porque reconocer el amor, decirle a ese alguien que no puedes vivir sin él, que le necesitas para ser feliz, no es menor... tras las objeciones, tiras y aflojas, cedí finalmente... no sé si será necesario decir que he palabreado muchas veces mi decisión, pero qué le vamos a hacer, no hay otro medio de llegar a este punto...

Y aquí llego al asunto de este post... a lo largo de mi viaje cyber espacial he conocido muchas personas, varias, a las que conozco prácticamente sólo por este medio, pero a las que he entregado cuotas de mi amor... amig@s que me acompañan, que me escriben, que me leen, que me regalan su tiempo... personas de las que Dependo emocionalmente... no puedo ni negarlo ni ocultarlo, creo que much@s de ell@s no se imaginan ni remotamente el espacio que tienen en este corazón, pero no puedes andarle diciendo a medio mundo que le quieres... me da N plancha... qué horror...

Bueno, ya lo dije. Esto es lo que quería decir, te quiero decir que me preocupo cuando no me posteas, me pregunto qué te pasa, dónde andas, cómo estás... cuando no llegas al chat te extraño mil, trato de acordarme de tus horarios, me pregunto si habrás hecho eso de lo que conversamos... cuando apareces y no me hablas me ROMPES EL CORAZÓN, así de simple, me paso rollos, me apeno, trato de tironearme para sacarme la amargura que me llena, e incluso hasta trato de olvidarte... y cuando vuelves y me hablas, se me llena de risas el rostro, ese mismo que no conoces ni ves, pero que está acá tras estas letras...

No abuses de esta dependencia emocional, sé que todos queremos de diferente manera, pero ahora que sabes cuán intenso te quiero, trata de dedicarme tu tiempo. Porque de verdad que me importas.

Dedicado a mis amig@s : R.L. - M.G. - M.Z. - W. - A.N. - O. - L. - A.E. - C.T. - D. - E. - C.



----------------
Listening to: Elton John - Tonight
via FoxyTunes

6/11/07

El mundo de los sueños capitulo 5

Dejé para esta supuesta última entrega del dormir, los sueños románticos... nada de rollos, este asunto realmente fue a veces de pelos...

Soñé por vez primera con casarme muy niña, tipo 13 ó 14 años, obvio con el amor de esa época, pero las cosas salían... uy... de partida, era un matrimonio civil, sin el glamour de una ceremonia religiosa, igual me vi con un vestido de tul celeste...

Para empezar mal las cosas, llegué yo primero que el novio al Registro Civil, preguntándome dónde estaría apareció en zoom la imagen de que el perla había salido a trotar y el compromiso se le había olvidado... así como estaba llegó, y previo pago del servicio inició ceremonia...

La cosa era bastante heterodoxa, de partida todo iniciaba con una especie de test de valentía, donde intervenían unos animales con dientes filosos, luego vino el sermón y la firma del libro en la oscuridad total, hasta el momento en que al fin vi mi firma y sueñito acabó...

Ese fue el primero de muchos, obviamente galán de turno desapareció, con tamaño sueño no daba para más la cosa, los siguientes sueños fueron una suerte de repeticiones del terrible hecho que:

1. No sabía con quién me estaba casando ( nada de nada, ni nombres, ni imagen, en cero total )

2. El arrepentimiento grande producto del punto 1

3. La urgencia de terminar con el compromiso pero YA.

Como consecuencia de estos equívocos me vi en muchos escenarios bien lejanos de la paz de un altar, recuerdo que escapé en un bus interurbano que iba en loca carrera, me metí al metro ( a las líneas en construcción ), y así muchas locuras... así con vestidito y velo y todo... jajjajajajajajjajajajaa

Bueno, espero la interpretación de algún buen y samaritano sicólogo, termino diciendo que este temita de los matrimonios de locura terminó hace añitos eso sí, pero fueron tan de locura que no podía dejar de mencionarlos... por la causa... jajajajajajajajajjaa

Un saludo grande para todos lo que pasen por acá, especialmente mis blog amigos.

Esta soy yo

Mi foto
Santiago, Metropolitana, Chile
Soy chilena, mujer, adulta, artista, obsesiva, sensible, ingenua, melancólica, frágil, enojona, impaciente, metódica, insoportable, soñadora, rencorosa, competitiva, estúpida.
 
Baúl de Mar© Diseñado por: Compartidisimo