topbella

30/9/13

Por qué a las mujeres nos gusta sufrir

Lunes 30 de Septiembre de 2013.

Yo no sé por qué diantres a las mujeres nos gusta sufrir. Ni siquiera yo, que ya llevo práctica siéndolo, sé la causa de fondo. Pero pasa a cada rato, en tonteras, en cosas chicas,  y yo siento que ya es parte del ser femenino.

1. Con ser la Santa de la casa, que hace todo mejor que nadie (mi abuelita era de estas santas y yo, que la admiraba con todo mi corazón, era y soy incapaz de seguir sus pasos).

2. Usando ropa apretada (privada o pública), en serio no sé con qué fines, los cambios no son para nada brutales. Es sólo cuestión de satisfacer el ego y presumir delante de otras mujeres (antes que a los hombres).

3. Aguantándose dolores físicos y emocionales, bajándole el perfil a la herida, tratando de seguir adelante porque hay tanto en qué pensar y hacer.

4. Permitiendo que te traten mal. Ya sean cercanos o lejanos, a propósito o sin querer. Lo mejor sería una frase como "Mira weón, no quiero que me trates más así". Pero pucha que cuesta decirlo.

5. Pasando malos ratos, sin querer o a propósito. Al menos a mí me pasa, que tengo un dejo de mártir que aún no me deja... si le falta sal, comer igual... si me duele algo, no pescar... si tengo cansancio, no dormirse antes... tonteras!

6. Postergar las satisfacciones, tampoco sé con qué fin. Porque hay que ahorrar, porque las personas inteligentes no hacen webadas, porque pueden venir tiempos malos, porque hay que pensar muchas veces las cosas antes de actuar.

Si alguien me puede dar una explicación, se lo agradecería. En realidad, más que explicación me interesa una mirada distinta, para dejar el MASOQUISMO de lado, y aprender que la vida ha de disfrutarse...

Porque sé que me acordaré de más.

19/9/13

Una vegetariana disconforme. Malas Fiestas Patrias, malo Govindas

Jueves 19 de Septiembre de 2013.

Ya llevo unos cuantos añitos de ser vegetariana, por opción y corazón. Para mí las Fiestas Patrias siempre me traen mala vibra, porque me hace daño ver un animal todo desmembrado, los anticuchos y tantas otras "postales" que nada tienen de naturalista y mucho de bestialidad.

Así que por segundo año consecutivo, decidí ir a celebrar con estilo vegetariano en una fonda sin sangre.

Este año fuimos a probar el Govindas, había leído una buena crítica y en el papel sonaba bien. Un boliche que ya lleva al menos 4 años preparando comida verdurística. Igual tenía expectativas. Pero.

Resulta que fue mucha gente. Se acabaron platos del menú (pensaba probar Pastel de choclo, ya no quedaba). Pedí el asado de gluten con mixta (ensalada y arroz). El arroz estaba decente, la ensalada (de tomate con cáscara y lechuga) demasiado sencilla para mi gusto, y el asado que me dio cosa. Resulta que la música no tenía nada que ver con la decoración del lugar, pero ni cerca. Y resulta que yo quería comer verduras riquitas y sabrositas.

Porque si yo ya decidí hace tantos años ser vegetariana, es porque NO me interesa comer carne, ni nada cercano a eso. Bueno, ese dichoso asado parecía carne, no de sabor (que era raro, lejos por lejos de estar sabroso), sino de aspecto. Un ser y no ser, un ser a parecer lo que no ser. A mí me provocó rechazo, no me interesa comer algo que ya dejé por opción. Rara la cuestión, no creo que ningún carnívoro comiera soya igual a un asado.

Para resumir, no me gustó. Pensé que al menos las verduritas serían de mejor factura, y no acepto que fue porque había tanta persona comiendo lo mismo. La calidad debiera mantenerse por lejos. Especialmente en un boliche vegetariano.

Esta soy yo

Mi foto
Santiago, Metropolitana, Chile
Soy chilena, mujer, adulta, artista, obsesiva, sensible, ingenua, melancólica, frágil, enojona, impaciente, metódica, insoportable, soñadora, rencorosa, competitiva, estúpida.
 
Baúl de Mar© Diseñado por: Compartidisimo