topbella

31/12/15

Se acabó el 2015 y la fuerza oscura se queda en él

Jueves 31 de diciembre de 2015.

Escribo a pocas horas de terminar este año 2015, entre el calor de estos días y la abulia propia de la fecha. No tengo que hacer nada, no hay ninguna tremenda celebración preparada, no siento en ningún lado de mi ser el menor deseo de "tirar la casa por la ventana" ni "celebrar hasta que las velas no ardan". Es un día menos, y es un día más.

¡En realidad nunca he sentido esa necesidad brutal de celebrar cuando se acaba un año y comienza otro! (Estaré poseída?).

La cosa es que estos últimos días, entre los exámenes personales de conciencia y recuentos, he estado sintiendo esa horrible presencia... en ocasiones he creído incluso poder tocarla... Se trata de una energía malévola, siniestra, oscura, como una sombra que me está acechando consistentemente.

Y no es que crea en el cuco, en las brujas, en los engendros o nada parecido, pero no puedo negar que he sentido esa presencia. Tan cerca como un suspiro.

Y como estamos al borde del año, creo que sería conveniente advertirle, a la presencia... sé de dónde vienes, sé de qué estás hecha, sé perfectamente lo que pretendes y sé que no lo vas a lograr. Es como si hubiese podido echar un vistazo a la otra dimensión, donde todo es más nítido y claro, y haya podido ver con detalles tus compuestos energéticos.

Por eso mismo, y ya que este año será recordado por mi casi muerte y el nacimiento de mis bellos hijos, te advierto, que no eres Nada al lado de todo lo que ya ha pasado, aunque tengas fuerza hay antídotos más poderosos para desmembrar las emociones que te formaron, y conmigo tendrás que ir y volver muchas veces porque no pienso darte en el gusto.

Se acaba el año, vamos por uno mejor.

21/12/15

Por qué las personas se alejan de quienes quieren - quisieron

Lunes 21 de diciembre de 2015


Muchas veces me he hecho esta pregunta. La he sufrido tantas veces, que ya debiera ser experta...

Pero no, no lo soy. No quiero serlo tampoco. Siempre creo que es por mi culpa, porque algo dije o dejé de decir, porque algo hice o dejé de hacer...

No sé por qué. No lo entiendo. Sólo me queda pensar que todo aquel cariño alguna vez profesado, nunca fue real. Nunca existió en realidad.

Y eso sí que duele.

Mucho.

Ojalá pudiera dejar de querer.

Esta soy yo

Mi foto
Santiago, Metropolitana, Chile
Soy chilena, mujer, adulta, artista, obsesiva, sensible, ingenua, melancólica, frágil, enojona, impaciente, metódica, insoportable, soñadora, rencorosa, competitiva, estúpida.
 
Baúl de Mar© Diseñado por: Compartidisimo